En la vida no hay finales, sí comienzos….

Siempre escuche de labios de mi padre decir que del cobarde nada se ha escrito y que en la vida  no habia  finales y si comienzos decia mi madre, y es muy cierto termina una etapa y comienza otra. De repente nos sorprende la enfermedad y pensamos que ya nada sera como antes.  Falso de toda falsedad, la enfermedad es otra oportunidad que la vida nos regala para descubrir otras dimensiones en una misma que de no ser por ella jamas  las hubiesemos encontrado.

Aprendemos a valorar los mas  insignificantes detalles cotidianos ,a mirar la vida con otros ojos, descubrimos fortalezas que nunca pensamos tener, aprendemos a querernos, a tomar la vida de dia en dia, de repente el aire fresco nos produce bienestar, el canto de las  aves es musica angelical y asi tantas cosas de las cuales no nos habiamos percatado Tambien  conocemos otras  personas maravillosas en redes de apoyo. Construimos y desarrollamos un nuevo circulo de amistades que con el tiempo nos hermanamos y en fin tantas y tantas nuevas experiencias que dia a dia enriquecen nuestras vidas. No hay que temer  si no mirar siempre el horizonte con fe y esperanza .

Marisa Ruiz (Lucero) –  Puerto Rico  15.nov.2012

Comments

comments

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*