Ejercicios en fibromialgia y síndrome fatiga crónica.

Una mujer se apoya en el manillar de una bicicleta de ejercicio.

Comentario de Anilein, Afibro.org .- Ampliando el artículo norteamericano escrito por una paciente fibro  que toma un tema controvertido desde hace décadas:  El ejercicio en personas con fibromialgia. Médicos investigadores diciéndonos que el ejercicio moderado es bueno para manejar el dolor,  pacientes fibros que están seguros que no es aconsejable. 

Quiénes tienen la respuesta correcta?? tal vez ni un grupo ni el otro. Al menos no en el enfoque simplista de ambos grupos, pero sobretodo el enfoque simplista de los investigadores que a mi criterio no evalúan suficientemente lo complejo de nuestra enfermedad. Pareciera que a pesar de todo,  aún no nos conocen suficientemente bien. Una buena idea podría ser una investigación (costosísima) de al menos cinco años ”conviviendo” con personas fibros que tendrían que ser centenares, evaluados por edades, tiempo de tener fibromialgia, separarlos como leves, medianos y severos, evaluarnos por sexo y sobretodo y allí la dificultad, evaluarnos en forma individual constante además de la colectiva. Y aquí va la forma resumida del porqué.

A nivel sexo hay estudios que mostrarían en forma general y me parece cierto, que el dolor en mujeres es más intenso que en hombres. Y algo tendría que ver  nuestro período menstrual y la menopausia, nuestras hormonas. Con las excepciones del caso,  claro, como por ejemplo un fibro severo masculino ante una fibro  femenina ”muy leve”.  Así que creo que en cada estudio debería siempre hacerse evaluaciones separadas también a los hombres a quienes por ser minoría se les deja de lado en las investigaciones. Ser minoría no debería permitir la exclusión, ambos sufrimos dolor las 24 horas del día y estoy segura que incluirlos siempre, además de permitirles un mejor tratamiento, también favorecería entender o descubrir información que favorecería a ambos grupos. No vemos tampoco que TODAS las investigaciones nos separen por leves/medianas/severas. Es indudable que para este tema, el comportamiento ante un ejercicio es distinto. Y 9 pacientes ….es nada.

Pero lo más importante es lo que nos ocurre a nivel individual. Porque se dejan llevar por aspectos como perfil, actitud ante el dolor, múltiples síntomas comunes, etc. Es cierto, es mucho, pero no es suficiente. Cada fibro es un ser único, con también características físicas propias. Pongo mi ejemplo. La fibro ataca desde siempre en menor grado mis piernas que el resto del cuerpo. Así que podría hacer por mucho tiempo caminatas y bicicleta, lo que no soportaría ni un minuto una fibro que tiene constantemente dolor en ellas.  Pero volviendo a mí como ejemplo, el dolor no estaría en las piernas, pero llego al agotamiento extremo fácilmente. Y además, puedo caminar tranquilamente una hora, pero sólo saliendo de mi casa puede atacarme el tobillo, el pie, y tengo que regresar ante sólo una mala pisada, una protuberancia en el piso.  Si el ejercicio es en brazos, y siendo que sólo secarme el cabello me contractura y causa dolor, no es mi tipo de ejercicio. Tampoco movimientos bruscos en el tronco que en un ejercicio  será fácil de obtener. El tiempo de tener fibromialgia también es importante. Las fibros sabemos cómo era nuestra condición física y como el tiempo hizo que la FM nos ”regale” cervicalgia o lumbalgia, coccigodinia (dolor zona del coxis), inflamación periódica del nervio ciático, tendinitis, bursitis, pinzamientos, contracturas y un sinnúmero de etcéteras, sin olvidarme de todas las enfermedades relacionadas con la FM. La fibro seguirá avanzando. Y en todas será distinto. Allí está el problema a mi entender, de los ejercicios ”aconsejables”. Olvidamos algo?? El proceso mental, emocional y físico del DÍA Y/O HORA al momento de hacerlo. Hay días y días, horas y horas y sin exagerar….minutos y minutos.  Nuestro dolor aparece de un momento a otro, y en pleno ejercicio y en un instante nos puede costar caro. Está negado el ejercicio para nosotros entonces, para el deporte? Claro que NO. Sin exagerar y siendo CUIDADOSOS SIEMPRE,   habrá un porcentaje que lo hará muy bien. Pero no duden que estarán expuestos…..

Y aquellos, el lado opuesto, que prácticamente vive en la cama y/0  que está pasando su peor momento, apenas debería moverse como cree??   NO.   Yo descubrí por instinto hace años (y seguramente muchas fibros por instinto también), cómo ayudar a nuestros músculos. Y la mejor hora es el despertar, más cuando se sufre de rigidez. Esa ”foto” de alguien desperezándose es el inicio. Suavemente, aún en la cama, sin ningún apuro, ir soltando muy lentamente, brazos y piernas, tobillos, muñecas. Estirar el tronco a un lado y el otro, Seguir con la cabeza y cuello, estiramientos lumbares. Si el ánimo y físico está presente, pararse y hacer lentamente lo mismo. Tomarse de media a una hora. Tratar de elevar las piernas al pecho si se puede, abrir lentamente las caderas. Sólo sigue tu instinto, busca las zonas de dolor y dale un lento movimiento y estiramiento, cuidadosamente.  Inventa tu propio ”Tai-chi fibro” como le llamo yo, y ya mejorad@ y con mejor físico puedes hacer tai-chi que lo considero ideal, igual al yoga, pero rechaza aquellos movimientos que pueden afectarte, tú mandas sobre tu cuerpo antes que ”un maestro experto”.  Te gusta el agua? no hagas un campeonato de natación. Gran lugar para estiramientos de cadera y eliminar la rigidez. Busca además tenazmente un jacuzzi y deja golpear el agua en sitios dolorosos. El agua caliente hasta donde te sea agradable,  te oxigena y ayuda. No crees en los masajes? pues ayudan¡¡¡ pero no a expensas de la opinión del masajista o del profesional terapéutico. Allí el error. Lo disfrutarás sólo siendo el jefe y ordenando cómo lo quieres, que deberá ser agradable y presión justa, a tu gusto. No deben ”reventar las contracturas”, no lo permitas, éstas deben desaparecer sólo a suave presión, sin apuro y por varios días. Nadie mejor que tú para saber como debe ser un masaje fibro ¡¡. Y finalmente decirle a cada un@ de uds., que una terapia fibro de 10 días con magneto-laser te hace sentir fantástica y el dolor desaparecerá sin medicación. Durará poco, es cierto, pero serán días inolvidables. 

Ese a mi criterio,  es el ejercicio y acciones más inofensivas pero a la vez más eficaces para la fibromialgia. No te quedes allí, trata de avanzar tus límites y no olvides ser tu propio jefe ante ejercicios y tratamientos fisiátricos. Sin importar a quien tenga enfrente, incluídos médicos siempre les diré:  ”sé lo que necesito, lo haremos a mi modo”.

 

Resultado de imagen para suaves estiramientos Imagen relacionada

 

Anilein, Lima Perú      afibro.org      19 nov. 2016

………………………………………………………………………….

 

————————————————————————————————————————————————

https://www.verywell.com/exercise-and-broken-pain-controls-in-fibromyalgia-3992763 Fuente; Very Well, USA

El ejercicio es siempre un tema delicado en cuanto a la fibromialgia se refiere. La mayoría de nosotros, con la condición por la  que sabemos que el  sobre-esfuerzo conduce a más síntomas. Sin embargo, los médicos siguen diciéndonos que necesitamos  hacer ejercicio. Se puede sentir como que no entienden – o se despreocupan – sobre lo que el ejercicio puede hacer en nosotros.

Nos quieren hacer sentir mejor y ser más funcional, y están confiando en una creciente  evidencia científica cuando recomiendan el ejercicio.

También están confundiendo al pensar en el ejercicio como una forma de mejorar la fibromialgia. Esta no es una enfermedad de los músculos o articulaciones; se trata de los nervios y el cerebro. No está claro, sobre la cara de ella, para ver cómo el ejercicio de los músculos y las articulaciones puede mejorar la función del sistema nervioso central.

El ejercicio y la modulación del dolor en la fibromialgia

A pesar de que varios estudios muestran que podemos beneficiarnos del ejercicio, los médicos e investigadores no pueden decirnos precisamente por qué el ejercicio parece ser eficaz. Sin embargo, eso está cambiando.

Un estudio a inicios de 2016 publicado en Ciencias del Cerebro (Ellingson) parece arrojar luz sobre lo que está haciendo el ejercicio para nosotros, gracias a una técnica de imagen cerebral avanzada llamada resonancia magnética funcional, o fMRI.

En primer lugar, sin embargo, es importante entender el término “modulación del dolor.” Es posible que no lo sepa, pero su cerebro realmente puede influir mucho en el dolor que percibe en cualquier momento dado. 

Por ejemplo, pensar en momentos en los que ha sorprendido por el dolor. Parece hacer más daño  que cuando te prepares para ello, ¿verdad? (O, al menos, lo hizo antes de tener fibromialgia.)

La razón de esto es algo que se llama la inhibición del dolor . Su cerebro, cuando se anticipa al dolor, toma una serie de medidas fisiológicas que ayudan a sentirlo menos de lo que sería de otra manera.

Tenemos evidencia de que este proceso no funciona correctamente en la fibromialgia. Tenemos un sistema de modulación del dolor inadecuado.

En el Brain Sciences estudio, los investigadores construyeron su trabajo en estudios anteriores que nos han informado:

  • El sistema de modulación del dolor es importante porque, por un lado, tenemos que reconocer lo que causa dolor por lo que podemos protegernos a nosotros mismos, y, por otro lado, no queremos que nuestros sistemas constantemente estén i n u n d a d o s con las señales de dolor (que es lo que sucede en la fibromialgia .)
  • El ejercicio estimula el sistema modulador del dolor,
  •  lo ayuda a funcionar mejor.
  • la práctica de ejercicio aeróbico regular según las investigaciónes, ha demostrado ser consistentemente útil para nosotros.

Es lógico, entonces, que el ejercicio nos puede ayudar mediante la mejora de la capacidad de nuestro sistema nervioso central para modular el dolor. Sin embargo, mirando en forma completa  la investigación,  no es concluyente sobre el ejercicio. En algunos estudios,  apareció nos hace menos sensibles al dolor, mientras que en otros, el dolor nos hizo más sensibles o no hizo ninguna diferencia en absoluto.

Los resultados del estudio

Nueve mujeres con fibromialgia y un grupo control de nueve mujeres libres de dolor habían hecho los fMRI después del ejercicio y después de descansar tranquilamente.

Durante los escaneos, aplicaron el dolor para medir las diferentes respuestas. Los participantes usaron la  bicicleta durante un corto periodo de tiempo a una intensidad moderada.

Después del ejercicio, ambos grupos mostraron una menor sensibilidad al dolor que antes, apoyando la teoría de que el ejercicio aumenta la modulación del dolor.También observaron varias diferencias significativas en los patrones de actividad cerebral entre el grupo de las enfermedades y los controles, sobre todo en dos regiones del cerebro que están implicadas en la modulación del dolor – la ínsula anterior y la corteza prefrontal dorsolateral izquierda.

Los investigadores concluyeron que el ejercicio moderado conduce en un corto plazo (20-30 minutos) a la mejoría en el dolor. Su hipótesis es más que el ejercicio regular puede hacer que los efectos sean más duraderos.

Porque el entrenamiento de ejercicio aeróbico ha demostrado beneficios más consistentes en comparación con otras formas de ejercicio, que llaman de ensayos para probar si la práctica de ejercicio puede mejorar la modulación del dolor.

La aplicación de la Investigación

Así que podemos decir sin ninguna duda que va a doler menos si hacemos ejercicio? No. Pero usted sí sabe ya que debido a  esforzarte demasiado aterrizas en  cama durante una semana.

Lo que podemos decir es que el ejercicio moderado parece hacer cambios positivos en un sistema que es disfuncional en nosotros. Sin embargo, este fue un estudio pequeño. Se incluyó sólo a las mujeres, lo cual tiene sentido porque el 90% de los diagnósticos de fibromialgia son en las mujeres, lo que no significa que puede  ser capaz de aplicar los resultados a todo el mundo.

Y esta parte pequeña de la información es muy relevante: se excluyeron las personas diagnosticadas con problemas de salud mental, así como aquellos que estaban tomando medicamentos que podrían afectar su dolor o escáneres cerebrales. Piense en cuántos de nosotros sería rechazada por ese estudio: todos los que están clínicamente deprimidos , así como aquellos que están tomando medicamentos que alteran el cerebro para controlar su dolor.

Esto no se menciona en el estudio, pero parece menos probable que los enfermos más severos sean voluntarios para el estudio de ejercicio. ¿Cuántos de nosotros consideraría que  20-30 minutos de ejercicio moderado los llevará a un cambio? Es también importante observar que el esfuerzo en el estudio fue moderado. De hecho, los investigadores señalan que sus participantes del grupo de control no hicieron ni de lejos un gran esfeurzo para ver  ver beneficios a su sistema de modulación del dolor. Nadie sugiere que salgamos y hagamos ejercicio muy duro durante mucho tiempo.

¿A dónde nos lleva esto? Es cada vez más claro que el ejercicio nos puede ayudar, a pesar de los posibles efectos negativos. Lo que tenemos que hacer es calcular la cantidad de esfuerzo podemos tolerar y mantenerse dentro de nuestros límites, o gradualmente trabajar para aumentar nuestros límites. Es duro, pero se puede hacer.

Fuente:

Bidonde J, et al. Opiniones actuales reumatología. 2014; 10 (1):. 45-79 ejercicio para adultos con fibromialgia: una revisión sistemática paraguas con la síntesis de la mejor evidencia.

Ellingson LD, et al. Ciencias del cerebro. 2016 Feb 26; 6 (1). pii:. E8 El ejercicio fortalece la modulación del sistema nervioso central del dolor en la fibromialgia.

Koltyn KF. Medicina deportiva. 2000 Feb; 29 (2): 85-98. Analgesia siguiente ejercicio: una revisión.

Newcomb LW, et al. Medicina y ciencia en deportes y ejercicio. 2011 Jun; 43 (6):. 1106-1113Influencia de las prefieren a los ejercicios prescritos sobre el dolor en la fibromialgia.

Nijs J, et al. Médico del dolor. 2012 Jul; 15 (Suppl 3):. ES205-13 analgesia endógena disfuncional durante el ejercicio en pacientes con dolor crónico: de ejercer o no ejercer.

Ossipov MH, Morimura K, Porreca F. La opinión actual en cuidados paliativos y de apoyo. 2014 Jun; 8 (2): 143-51. Descendente de modulación del dolor y la cronificación del dolor.

Comments

comments

Dejar una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*