En la vida no hay finales, sí comienzos….

Siempre escuche de labios de mi padre decir que del cobarde nada se ha escrito y que en la vida  no habia  finales y si comienzos decia mi madre, y es muy cierto termina una etapa y comienza otra. De repente nos sorprende la enfermedad y pensamos que ya nada sera como antes.  Falso de toda falsedad, la enfermedad es otra oportunidad que la vida nos regala para descubrir otras dimensiones en una misma que de no ser por ella jamas  las hubiesemos encontrado. Aprendemos a valorar los mas  insignificantes detalles...

Seguir Leyendo